owned!

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó ante los líderes presentes en el 70 periodo de sesiones en la Asamblea General de la ONU, que se necesita “una nueva geopolítica que respete la soberanía de las naciones”, donde impere una política de convivencia de paz, de justicia, de igualdad, que rechace cualquier intento de hegemonizar a los países, por la vía de la amenaza o de la fuerza.

Durante su intervención destacó que en América Latina se viene desarrollando un nuevo regionalismo, que ha reecontrado su camino de unión e independencia, luego de que el presidente de Cuba, Raúl Castro, anuciara que el 28 de octubre la Asamblea General de este organismo, va a discutir una vez más el levantamiento del bloqueo estadounidense contra la isla.

“Hoy podemos decir ante Naciones Unidas que América Latina ha venido consolidando la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, la Unasur, el ALBA, Petrocaribe”, puntualizó el jefe de Estado venezolano, quien señaló que en este sentido estamos levantado una sola voz.

Una nueva alianza de paz
En este foro, el presidente Maduro expresó su apoyo ante el planteamiento del presidente de Rusia, Vladimir Putin, de crear una “nueva alianza de paz”, por lo que Venezuela como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU,  “va a llevar una propuesta para ayudar al pueblo de Siria a combatir verdaderamente a los grupos que instigados desde Occidente traen sufrimiento a la región”.

Nicolás Maduro preguntó si hoy en día podemos decir, que Irak “es un país más estable”, luego de que EE.UU. reconociera su fracaso en la guerra enquistada por los poderes económicos de esta nación.

Enfatizó que ningún país tiene el derecho de intervenir naciones soberanas y haciendo un paralelo sobre la situación geopolítica en el medio oriente indicó, que lo que se hizo en Libia “fue un crimen”, y que habría que preguntarse hoy “¿cómo está Libia? ¿Es un país más estable?”.

También se pronunció contra el conflicto que enfrenta el pueblo de Siria, por los intentos de EE.UU. de tumbar el Gobierno constitucional del presidente Bashar Al-Assad. “Creemos que el sistema de Naciones  Unidas está a tiempo de parar una tragedia peor, espeluznante, de la que ya se ha vivido en Afganistán”, reflexionó Maduro. Advirtió a los líderes europeos del alcance del conflicto sirio. “Ni crea Europa que una tragedia humanitaria en Siria no va a tocar masivamente sus costas, sus tierras, y toda la civilización europea”.

América Latina y el Caribe en un nuevo camino
El presidente Nicolás Maduro llamó a la reflexión a los representantes de las diferentes naciones en torno a que debe tomar en cuenta, que en América Latina se viene desarrollando un nuevo regionalismo que ha reecontrado su camino de unión e independencia.

“Hoy podemos decir ante Naciones Unidas que América Latina ha venido consolidando la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, la Unasur, el ALBA, Petrocaribe”, precisó el presidente venezolano.

De igual manera puso de relieve que entre los EE.UU. y Cuba “nosotros aspiramos que llegue el día en que las relaciones de los EE.UU. con todos los Gobiernos, tengan el mismo signo que hoy tienen con Cuba” y reiteró “Abogamos porque muy pronto los EE.UU. le devuelvan Guantánamo a Cuba”.

Venezuela no es amenaza contra los Estados Unidos
El primer mandatario venezolano recordó en esta sesión, que una de las grandes confrontaciones que le ha tocado vivir a su Gobierno, ha sido cuando EE.UU. declaró a Venezuela como una “amenaza inusual” para la nación norteamericana. Situación de tensión que fue superada posteriomente, cuando el presidente Obama terminó reconociendo que Venezuela es una nación de paz.

Pero indicó que a pesar de todo, dicho decreto no ha sido derogado y que en este sentido se han mantenido “conversaciones con los EE.UU. para que podamos lograr sacar del camino este decreto”.

Igualmente acotó que como Venezuela lo ha denunciado nacional e internacionalmente “hemos tenido que despejar amenazas, una operación tenaza que pretende llenar de conflictos nuestra frontera con Colombia y Guyana”. Explicando por esta situación se ha discutido en el seno de la Celac y Unasur para diseñar una ruta que permita un nuevo sistema de trabajo para resolver el tema fronterizo.

Jueves 01 de Octubre de 2015 - 17:30
Fotógrafos(as):